Carnaval arcoíris Gala de la Reina Patrocinadores

Kilian Betancor: “Los patrocinadores están descuidados en Tenerife y en los drag”

/
17 abril, 2020

Ron La Indiana vivió su primer patrocinio en el Carnaval en 2013 con Drag la Tullida. Desde entonces, ha colaborado con drags y reinas tanto en Tenerife como en Gran Canaria. Este año, representó por primera vez una candidata en Las Palmas. Kilian Betancor es el director de marketing y comunicación de la marca y, en esta edición, compaginó su trabajo en la empresa con la creación de la fantasía Mírame, que fue lucida por Silvia Hernández en el escenario grancanario de Érase una vez.

El Covid-19 está afectando a muchos sectores. ¿Qué pasará con el patrocinio que brinda la empresa de cara al Carnaval 2021? “La idea es seguir apoyando la fiesta y el Carnaval, pero dependerá de muchos factores: de cómo avance el virus, de si se pueden abrir los comercios, cómo evolucionará el turismo, una fuente de ingresos principal para nosotros… Eso llevará su tiempo y no creo que se decida a corto plazo si vamos a seguir apoyando el Carnaval tanto en Las Palmas como en Santa Cruz. Se verá más adelante”. 

¿Por qué se introdujo la marca como patrocinadora? “Ron La Indiana es una marca canaria y creíamos que, como tal, teníamos un deber con la sociedad canaria y con sus principales fiestas. Nos pareció que era importante apoyar una celebración como el Carnaval, que además nos representa tanto y que nos da visibilidad”. 

¿Cómo decidieron dar el paso y representar, en 2013, a Drag La Tullida? “Sergio es amigo mío desde siempre. Había tenido inquietudes con ese mundo, pero nunca la oportunidad de presentarse. Cuando se decidió nos pidió que le echáramos una mano. No fue mucho dinero y, de hecho, él tuvo que poner la mayor parte para que saliera adelante el proyecto, pero para nosotros como marca era algo nuevo y para él también, por lo que decidimos apoyarlo”. 


«El Ayuntamiento te apoya mucho más en cuanto a patrocinio y difusión del logotipo y la marca»


Este año, por primera vez, representaron a una candidata a reina en Las Palmas de Gran Canaria, ¿cómo vivieron esa experiencia? “La idea de presentar candidata a Reina en Las Palmas sale porque ya no patrocinábamos a La Tullida, que había terminado su reinado y su espectáculo de entrega y demás. Estuvimos planteándonos patrocinar otro drag o reina y consideramos que, al final, en los drag siempre hay una preselección, por lo que no sabíamos cuál era el mejor o el que nos garantizaría estar en la final. Así que barajamos la posibilidad de presentar reina en Las Palmas. Las reinas a nivel visibilidad en redes sociales tienen menos, pero el Ayuntamiento te apoya mucho más en cuanto a patrocinio y difusión del logotipo y la marca en sí en casi todas sus plataformas. Consideramos que una cosa compensaba a la otra”. 

La marca también ha estado presente en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. En este caso, de la mano del diseñador Borja Abreu. ¿Cómo se conocieron?  “Nosotros tenemos varios comerciales en Santa Cruz de Tenerife. Una de ellas es íntima amiga de Borja y nos dijo que él había presentado a una Gran Dama que había ganado, también a varias candidatas infantiles, y quería dar el paso a la adulta. Entonces, necesitaba a una empresa que creyera en él y lo apoyara. Sabemos que en Tenerife los presupuestos de candidatas a reina son bastantes altos y es muy difícil encontrar a una entidad que apoye a un diseñador que esté empezando o que tenga poco recorrido, a pesar de que Borja tenía mucha experiencia con comparsas y demás. Así que decidimos apostar por él”.



¿Por qué decidieron confiar en él? “Nos presentó un proyecto que nos encantó y era económicamente era viable, porque para empezar no nos pidió mucho dinero el primer año. Al final, salió bien, obtuvo premio y a partir de ahí decidimos apoyarlo todos los años hasta este. Sabemos que en la Gala de la Reina de Tenerife pasa un poco como en Las Palmas, a nivel visibilidad en redes sociales no tiene mucha repercusión, pero sí que es uno de los eventos más apreciados por la población en Santa Cruz, por lo que había que estar presente”. 

¿Cuál es el papel que juegan los patrocinadores en las galas? “Nos hemos encontrado de todo: desde la experiencia con Drag la Tullida en 2013 donde no nos hacían caso ni a los patrocinadores ni a los drag, hasta la reina de este año. La evolución y la diferencia son abismales: no tiene nada que ver un patrocinio de un drag o uno de una reina en Tenerife, que desde mi punto de vista están descuidados, con uno a la reina de Las Palmas. La verdad es que el Ayuntamiento en Las Palmas se involucra muchísimo en dar visibilidad a las marcas, cosa que no veo con las de Santa Cruz de Tenerife y que, por supuesto, no veo con los drag. Hay mucha diferencia”. 

«He sentido la presión de ser mi propio patrocinador»


¿Cómo vivió la experiencia de ser patrocinador y diseñador a la vez?  “La relación de trabajo como marketing y comunicación con el diseño ha sido rara. Para mí, que es el primer año que soy diseñador y patrocinador a la misma vez, me ha costado separarlo un poco porque no he pensado como diseñador presentando la fantasía de este año a Reina de Las Palmas, sino que he pensado como patrocinador. He dado el 200 % y he invertido mi propio dinero y tiempo y no ha sido rentable como diseñador. Entiendo que cuando eres solo diseñador y presentas un proyecto y es aprobado por la casa patrocinadora intentas ajustarte al máximo posible a ese presupuesto intentando sacarle un beneficio, evidentemente, o por lo menos que no te genere gasto. En este caso para mí ha sido complicado. He invertido mucho más tiempo y dinero porque he sentido la presión de ser mi propio patrocinador. También, al final tengo unos jefes que me exigen mucho más a mí por tenerme más cerca que a cualquier otro diseñador o cualquier otro drag”.



Además de la fantasía de Silvia Hernández para el Carnaval de Las Palmas,  ¿ha intervenido en las fantasías que la marca ha patrocinado? “La verdad es que como diseñador intento meterme lo menos posible en el trabajo de los diseñadores a los cuales patrocinamos. Con La Tullida, por ejemplo, intenté no meterme, aunque he aconsejado cuando me han preguntado. Lo mismo ha pasado con Borja Abreu, siempre me pregunta si me gusta más esto o lo otro, si se va a ver bien… Pero, por norma general, no me meto en absoluto y doy mi opinión si me la piden, me guste más o menos el diseño, que ha habido diseños que no me han gustado. Intento no meterme porque igual que no me gusta que se involucren en mis creaciones tampoco creo que deba opinar sobre el diseño de otro artista”. 

 

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Quinta Estacion

La Quinta Estación

Sección dedicada al análisis y a la investigación del Carnaval de Canarias.
Autor: Nicolás De La Barreda.

Acceder