Foto: Europa Press.

ESPECIALES Sin previsión no hay futuro

Bermúdez: “Hemos padecido el Carnaval peor organizado que se recuerda en Santa Cruz”

/
11 mayo, 2020

El exalcalde y actual líder de la oposición en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, nos concede una entrevista en la que valora el Carnaval 2020 y charlamos sobre el futuro incierto de las próximas carnestolendas dedicadas a los ‘Carnavales del Mundo’. Natural del barrio santacrucero de Valleseco, se define a sí mismo como un amante y defensor de nuestra Fiesta Mayor, el Carnaval.

Licenciado en Derecho por la Universidad de La Laguna y experto en Gestión de Empresas por el Instituto Universitario de Empresa de este mismo centro, ha desarrollado una intensa labor política e institucional desde su ingreso en Coalición Canaria, entonces Agrupación Tinerfeña Independiente, en el año 1986. Aunque, sin duda, es universalmente recordado por su trayectoria como alcalde de la capital desde el año 2011 hasta 2019.

Después de varias legislaturas al frente del consistorio capitalino se han enfrentado a su primer Carnaval en la oposición. ¿Qué sentimientos afloraron en usted, se vive distinto desde la barrera? “Siento por el Carnaval la misma pasión que la mayoría de los chicharreros, que encuentran en estas fiestas una oportunidad inigualable para disfrutar del encuentro espontáneo y divertido con tantísimas personas. Es verdad que el ejercicio como alcalde te obliga a estar muy pendiente de multitud de detalles, tanto en las semanas previas como en el transcurso de las fiestas, y en ese sentido sí se vive de una manera diferente. Pero, al mismo tiempo, he tenido ocasión de mantener el contacto con las agrupaciones, en los locales de ensayos y en los concursos y galas del Recinto Ferial, agradeciéndoles el cariño y el esmero que ponen en todo lo que hacen”.


José Manuel Bermúdez disfrutando del Carnaval en compañía de algunos componentes de la comparsa Los Cariocas.


¿Qué valoración general hace del Carnaval 2020? “Por encima de los aciertos o errores organizativos, nuestro pueblo volvió a ofrecernos las cualidades que garantizan que el Carnaval de Santa Cruz siga siendo el mejor del mundo. Basta con repasar el nivel ofrecido por todos los grupos en cada uno de los certámenes y concursos, igual que de las candidatas, diseñadores y patrocinadores en las galas de reinas o tantos miles de espontáneos en las calles, con disfraces originales y trabajados.

Si nos centramos en la parte institucional, desgraciadamente hemos padecido el Carnaval peor organizado que se recuerda en Santa Cruz, como coincidió en señalar una amplia mayoría de los ciudadanos, tanto en la calle como en las redes. Es verdad que existían precedentes de fallos en una determinada Gala, en un concurso, en un desfile… Pero nada comparable con lo que vimos este año, con ocurrencias e improvisaciones constantes, en numerosos aspectos.

En lo que se refiere a la seguridad, con lo acontecido en torno al Domingo de Carnaval, la declaración de alerta vigente y las recomendaciones por las afecciones que podía tener aquel episodio extraordinario de calima sobre la salud de las personas, no cabe duda de que todo fue un despropósito y queda pendiente responder a muchas cuestiones sin aclarar y depurar responsabilidades, si fuera necesario. Lo que pasa es que ahora estamos con la crisis sanitaria del Covid y todas sus consecuencias socioeconómicas, que obligan a centrarnos en la búsqueda de soluciones, porque es lo urgente. Pero que nadie piense que olvidamos. Habrá tiempo de retomar el análisis de lo sucedido en el pasado Carnaval y exigiremos respuestas, sobre todo para que no vuelva a repetirse una situación como la que padecieron nuestros vecinos”.

«De haberme visto en su lugar, hubiera obrado de otra manera»


Algunos expertos, como el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Luis Serra, señalan que ‘el Carnaval de la calima’ contribuyó en la propagación del Covid-19 en Tenerife. ¿Considera que fue un error continuar con la celebración de los festejos? ¿Qué decisión habría tomado su partido? “He seguido con mucha inquietud las reflexiones del doctor Serra y sus conclusiones vienen a acentuar la preocupación que sentimos por las decisiones de la alcaldesa en aquellas fechas del Carnaval. Las manifestaciones efectuadas por consejeros del Gobierno de Canarias y el presidente del Cabildo, acerca de lo que hicieron en el cumplimiento de sus competencias, no dejaron bien parada a la alcaldesa, que deberá dar cuenta, ante el Pleno municipal y la ciudadanía, acerca de la arbitrariedad con la que se empleó ante una alerta que aconsejaba quedarse en casa. Desde luego, de haberme visto en su lugar, hubiera obrado de otra manera”.



Teniendo en cuenta que este virus tiene ‘predilección’ por las aglomeraciones, ¿considera apropiada la celebración del Carnaval 2021? “Entre las enseñanzas que nos está dejando esta situación absolutamente nueva para todos figura la toma decisiones de acuerdo con las recomendaciones de los técnicos. Seguro que todos estamos aprendiendo mucho de esta crisis. A más de diez meses del próximo Carnaval, resulta muy aventurado hablar sobre la viabilidad o no de su celebración. La prioridad ahora es salir de la situación en la que nos hallamos, ayudar a quienes más lo precisan y propiciar el restablecimiento de la economía, por lo que supone en puestos de trabajo y estabilidad familiar. Por el camino iremos viendo otras cuestiones y confiemos en que más pronto que tarde la ciencia encuentre soluciones para poner fin a esta situación”.

«Quien desempeña una responsabilidad política debiera huir siempre de la demagogia»


“Ni la dictadura franquista pudo con el carnaval y tampoco va a poder el coronavirus, ni nada. El Carnaval de Santa Cruz está por encima de todo y tendremos carnaval”, ha asegurado el actual concejal de Fiestas, Andrés Martín Casanova, en entrevistas concedidas a otros medios.  ¿Considera prudentes estas afirmaciones? ¿Es posible comparar las Fiestas de Invierno y la represión de la dictadura con la situación que atraviesa actualmente el planeta? “Quien desempeña una responsabilidad política debiera huir siempre de la demagogia al manifestarse sobre cualquier asunto. Y qué decir en momentos como el presente, donde se exige aún más seriedad. Desde luego, la comparación me parece muy desafortunada, una ocurrencia más, tanto por las secuelas que nos deja este coronavirus como por los errores cometidos durante el último Carnaval en la toma decisiones relacionadas con la salud de la ciudadanía”.

Los expertos prevén que una grave crisis económica azote el país en los próximos meses. ¿Cree que las firmas comerciales estarán dispuestas a apoyar la celebración de las fiestas y a los diseñadores que presentan candidatas a reina en sus tres modalidades? “Como señalé antes, hablar en hipótesis sobre lo que pueda suceder dentro de algunos meses resulta aventurado. No obstante, quiero pensar en la posibilidad de que asistamos a una progresiva reactivación empresarial, siempre que las administraciones sean capaces de favorecerla con medidas efectivas. Y no debemos olvidar que, además de sus raíces culturales, el Carnaval tienen una importante repercusión en la economía de la ciudad, con un volumen de negocio por encima de los 35 millones de euros, según se ha reflejado en diferentes estudios. Dependerá de lo que tarde en reactivarse la economía”.

Murgas, comparsas, rondallas o agrupaciones realizan cada año una importante inversión económica para la elaboración de sus fantasías y espectáculos. ¿Considera apropiado alentar esas inversiones ante la previsión de un rebrote de la pandemia a finales de año? “Estamos en las mismas. Va a depender de cómo transcurran las cosas en los próximos meses, tanto en lo que toca al control de la pandemia como a la vuelta a la normalidad y la reactivación de la economía, teniendo claro que lo primero será el apoyo a las familias más golpeadas por esta crisis y la búsqueda de incentivos para la reconstrucción de la economía y el empleo”.

En caso de celebrarse el Carnaval 2021, ¿cree que se debe reducir o mantener la partida económica destinada a la contratación de los grupos? “Como acabo de indicarle, la prioridad para cualquier administración pública pasa por atender como es debido a quienes peor lo están pasando y garantizar que nadie pueda quedarse atrás. En 2011, durante nuestro primer mandato al frente del Ayuntamiento, ya nos tocó enfrentarnos a las consecuencias locales de una crisis económica como la de 2008, tomando decisiones en esa misma línea, hasta que empezamos a ver sus resultados, sobre todo con la creación de empleo en el municipio”.

El futuro incierto del Carnaval 2021


El Carnaval 2021 tiene previsto arrancar sus motores en el mes de enero. ¿Cree que es posible un cambio de fechas? En caso afirmativo, ¿Para qué fechas sería coherente aplazarlo?  “Insisto en que todavía resulta aventurado manifestarse sobre este tipo de aspectos. Podremos verlo con algo más de perspectiva en los próximos meses”.

Una de las propuestas que presenta este digital de cara a las carnestolendas 2021 es la celebración de una edición con carácter virtual. Es decir, seguir el ejemplo de grandes festivales internacionales como Eurovisión que han diseñado una edición ‘At home’. ¿Cree que es posible reinventar el formato de nuestra Fiesta Mayor para hacer frente a los efectos de la pandemia? “Saben los que me conocen que suelo tender a ver las cosas desde la esperanza y la ilusión, por lo que confío en que salgamos de esta situación lo antes posible. De cualquier manera, una de las grandes cualidades que definen nuestro Carnaval tiene que ver con la extraordinaria capacidad de imaginación del pueblo chicharrero, puesta de manifiesto en cada una de sus ediciones. Nadie lo duda”.

En el caso de las murgas y rondallas ¿Cómo valora la posibilidad de no celebrar concursos, sino galas conmemorativas en las que sea el pueblo chicharrero, previa votación, el que elija los mejores temas de la historia de cada grupo? “Soy un decidido defensor de la participación ciudadana y considero que este tipo de cuestiones ha de tratarse con los verdaderos protagonistas de nuestro Carnaval, en este caso los integrantes de las agrupaciones que cita. Así lo hemos hecho durante los mandatos anteriores, cuando tuvimos la responsabilidad de organizar las fiestas, sentándonos con los responsables de los grupos para consensuar decisiones”.

Si hablamos de Reinas, ¿Qué le parece reducir este año la contratación de los grupos para invertir esa partida económica en la reconstrucción de los últimos 10 o 20 trajes de las Reinas del Carnaval chicharrero? “Lo mismo que en el caso anterior: me parece una idea igual de válida que otras que puedan formularse para el próximo Carnaval y que habría que valorar con sus protagonistas”.



¿Podría ser una opción para que el Carnaval no pare, al tiempo que se recupera parte del patrimonio cultural e histórico de nuestras carnestolendas? “Prefiero pensar en que la situación mejore con el paso de los meses y Santa Cruz pueda celebrar la próxima edición de su Carnaval”.

Por último, mucha gente opina que la Casa del Carnaval llegó tarde y mal. ¿Por qué se dilató tanto el tiempo su construcción? ¿Podría convertirse el Covid-19 en una oportunidad para dotar a la capital de un museo del Carnaval a la altura de la fiesta? “Soy respetuoso con las opiniones de todos, pero no puedo compartir esa conclusión. La Casa del Carnaval ha llenado un vacío que tenían esta ciudad y sus fiestas. Durante el pasado mandato, no solo pusimos las bases para que nuestros visitantes hallen el lugar donde conocer las peculiaridades del Carnaval, sino que también lo pusimos a disposición de los grupos para organizar retrospectivas sobre su historia. El Premio GEMmy 2019 otorgado por la Asociación de Periodistas de Viajes del Midwest de Estados Unidos es un espaldarazo en esta línea”.

 

 

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Quinta Estacion

La Quinta Estación

Sección dedicada al análisis y a la investigación del Carnaval de Canarias.
Autor: Nicolás De La Barreda.

Acceder