Fotografías: Alonzo Gallegos - El Carnal.

Comparsas ESPECIALES

¿Deberían cobrar las comparsas chicharreras por no renovarse en 2021?

/
30 junio, 2020

El Carnaval 2021 no tendrá concurso de comparsas, ni de Ritmo y Armonía. En su lugar, las agrupaciones con los pies más diestros manifiestan su intención de organizar dos exhibiciones que sustituirían ambos certámenes. Así lo acordaron el pasado miércoles 3 de junio los representantes de siete de las formaciones de la modalidad que aún continúan en activo. El pacto recoge, además, la decisión de participar en la Fiesta del Chicharro con disfraces reciclados, aprovechando que las fantasías elaboradas para la edición de Los Coquetos años 50 del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife están prácticamente nuevas.

No obstante, estas agrupaciones de baile y parranda mantendrán intacta la contratación de años anteriores (cuya cuantía asciende a 15.000 € por comparsa), medida que les permitirá subsanar las deudas contraídas por la suspensión de las carnestolendas alrededor de toda la Isla. Por ello, este digital ha elaborado un sondeo para conocer la opinión de otros colectivos acerca de este compromiso.

Murgas Adultas


Laly Carvajal Morales, directora y presidenta de la murga femenina Diabólicas cree que «no pudiendo hacer un carnaval en condiciones o como lo conocemos, deberíamos estar un año sin salir hasta que esto se normalice». Sobre la contratación de las comparsas asegura que sí deberían cobrarla, «ya que en un año gastan más de lo que reciben, y el próximo año podrían salir con un pedazo de disfraz uniendo las dos subvenciones».

Hucho Rodríguez, vicepresidente de la murga Ni Pico Ni Corto, considera que «hay que entender que las comparsas tienen muchos gastos y están todo el año actuando y este no lo van a poder hacer por el virus». Sin embargo, opina que «las comparsas sí debieran intentar hacer un nuevo espectáculo con un formato más corto». Este murguero con más de 40 años de carnestolendas a sus espaldas confía en que el resto de los grupos sea un poco más flexibles con ellas y entienda que es un período muy complicado.

«En esta ocasión, te hablo como mera espectadora ya que desconozco la realidad interna de las comparsas», explica la directora de MásQLocas, Tania Fernández. Para ella, hay una gran pregunta que debería formularse a las comparsas: «¿en qué van a invertir esos 15.000 € si no van a confeccionar nuevas fantasías ni a elaborar nuevos espectáculos? Por lo que tengo entendido, los necesitan para recuperarse de las actuaciones que perdieron por la pandemia, pero eso es algo que nos ha ocurrido a todos los colectivos», sentencia. «O yo tengo falta de información o me faltan datos, pero, en principio, me parece excesiva la cuantía que van a percibir este año».

Desde el otro lado, Airam Bazzocchi, letrista de la adulta Mamelucos, considera que «es totalmente injusto». «Hay comparsas con una larga trayectoria que tienen una deuda por una mala gestión y porque quieren», subraya, «nadie les ha dicho que gasten tanto dinero en disfraces y más teniendo en cuenta todas las actuaciones que tienen y que pagan a sus músicos».

Asimismo, como miembro de la agrupación concluye que «si no hacen concurso y no elaboran un disfraz nuevo, no tiene sentido que cobren esa cantidad. Que cobren una contratación normal. Es decir, que si salen en el Coso cobren por actuar en él y con un caché acorde a un traje del año anterior. Por esa regla de tres, por ejemplo, a La Traviata, que no sale por la Covid, que le den la subvención también. En definitiva, no es justo para nada», expone Bazzocchi.

Rondallas y Agrupaciones Musicales


Por su parte, Vicky López, presidente de la Rondalla lagunera Las Valkirias sostiene que «las comparsas son otro elemento clave de nuestro carnaval. Creo que los concursos son esenciales para mantener el nivel y generar creatividad dentro de una competición sana. Por lo tanto, creo que deberían de volver a valorar esa decisión y no dejarnos sin uno de los grandes espectáculos del Carnaval».

Respecto a la contratación, López afirma: «en realidad, hace años que ya no es una subvención, sino una contratación, con lo cual, nos pagan por ir a actuar. Como gestiona cada colectivo sus ingresos es algo que queda de puertas hacia dentro. Cierto es que el mayor gasto se lo lleva la elaboración de las fantasías, pero se puede optar por otras decisiones que les acerquen más a seguir creando espectáculo. Las Rondallas, como ellas, también trabajamos todo el año y hemos tenido cancelación de contratos. Lo que estamos haciendo es planificar adecuadamente y no gastar más de lo que tenemos, optando por ejemplo en ser más austeras en las fantasías e ir recortando gastos que no sean vitales para el colectivo».

La carnavalera contempla el ecuador en el que se encuentra el calendario anual. Seis meses más de incertidumbre. «Nos queda medio año para recuperarnos, se está activando de nuevo nuestra actividad económica, estoy segura de que poco a poco volverán a tener contratos y salvar la temporada», comenta, «y, por último, he de añadir que cualquier decisión que tomemos ahora de no hacer el Carnaval 2021 me parece precipitada. Hay que seguir esperando, avanzando y aplazar para más adelante esa decisión».


Fotografías: Alonzo Gallegos – El Carnal.


Josué Villanueva Quintero, director musical de la Agrupación Musical Salsabor, anota que «sería justo, si cogieran esa subvención para invertirla en realizar una fantasía nueva o para donarla a alguna organización u organismo que luche, por ejemplo, contra la Covid-19. Si usted va a cobrar una subvención, tiene que trabajar, no va a coger retales de otros trajes, puede quedar muy bonito, pero no es justo de cara al resto de modalidades». 

Murgas Infantiles


A este debate se añade Oliver Yanes, director musical y letrista de la murga infantil Pita-Pitos, quien asegura que no ve «nada justo que tanto las Comparsas, como cualquier otro colectivo del Carnaval, cobre la contratación de manera íntegra sin tener ningún gasto en espectáculo ni fantasía, ya que de eso se trata la contratación. Con ese dinero, hacemos frente a los pagos en músicos, percusión, telas, confección… Si no va a existir ninguna de estas actividades en su exhibición para 2021, pues que no cobren la contratación y así es posible invertir ese dinero en otras materias que no precisamente tengan que ver con fiestas. Hay que recordar que muchos grupos, de otras categorías, también seguirían la corriente, con lo que ello conlleva, pero soy partidario de que se cobre, si se trabaja. Si no se trabaja en crear algo nuevo, pues que no dispongan de dicha contratación».

Además, señala que no ve viable, en caso de que así fuera, «que las no participantes en el Carnaval 2020 se sumen al carro de la contratación, por lo menos de cara al 2021, ya que, si no hay concurso, ni espectáculo, ni confección de nueva fantasía, podrían salir al Carnaval, las participantes y no participantes en 2020, pero con disfraces reciclados. Al fin y al cabo, ha sido decisión suya  no ir a concurso».

José Ricardo Suárez, presidente de la murga infantil Tiralengüines y componente de la adulta Tiralenguas cree que «cada formación es libre de elegir o argumentar lo que cree para su propio beneficio y, en este caso, esa es su decisión. En la que yo sí discrepo, porque muchas veces parece que el amor al Carnaval termina donde empieza su subvención o contratación. Muchos grupos han decidido no salir, renunciando a este dinero, mientras que otros quieren cobrarlo, reutilizando música, disfraz y baile». Además, señala que se debe tener en cuenta que son «grupos que tendrán que reunirse igualmente para ensayar su espectáculo de 2020».

«No es justo, para mi gusto deberían cobrar una parte proporcional o que el Ayuntamiento se haga cargo de las deudas del año, siempre y cuando, no superen las deudas del ejercicio pasado y no darles una contratación como tal», asegura el exdirector de la infantil Bambas y actual componente de la Agrupación Musical Salsabor, Joel Ramos. Con respecto a las comparsas que no participaron en la última edición de la fiesta, Ramos señala que «lógicamente, no deberían ni plantearse cobrar esa contratación, cuando ni siquiera van a participar como tal».

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Quinta Estacion

La Quinta Estación

Sección dedicada al análisis y a la investigación del Carnaval de Canarias.
Autor: Nicolás De La Barreda.

Acceder