Adultas Murgas

Idafe González: “Las murgas femeninas ya están al nivel de las masculinas e incluso por encima de muchas de ellas”

/
30 enero, 2020

El concurso de las Murgas Adultas de Santa Cruz de Tenerife no ha dado el pistoletazo de salida y ya ha protagonizado grandes momentos de la historia del carnaval. Un ejemplo, la despedida de Maxi Carvajal como director de la murga Los Diablos Locos que dejaba el testigo a su hijo Tomy Carvajal. Por ello, ya la próxima edición y en su 50 aniversario, Maxi estará en las filas de esta formación bajo las órdenes de su hijo.

Y precisamente de esta murga forma parte Idafe González Martín, quien lleva 17 años en la formación de la calle de La Noria, a pesar de haber estado anteriormente tres años en la murga Los Melositos. Si tuviese que elegir otra murga que no fueran Los Diablos Locos, Idafe González aclara que “la murga que siempre me gustó y que más se parecía, desde mi entender a Diablos, era Los Guachi, pero por desgracia como ya no existe no me iría a otra murga, me iría a mi casa”.

A pesar de llevar 20 años en el carnaval, es el primer año que el trónico tantea colgar la trompeta: “Es la primera vez que me planteo que esta etapa puede tener fecha de caducidad, por lo menos un descanso, he sido padre y me está costando compaginar los ensayos con la niña”. Por ello, habla del sacrificio que supone estar en una murga ya que “tienes que dejar a tu familia de lado, hijos, pareja, padres, amigos, etc. pero bueno, sarna con gusto no pica”.

Idafe González, además de ser componente de la murga Los Diablos Locos, es letrista de la Murga Infantil Los Mamelones. “Es complicado hacer ambas cosas, tengo que trabajar, sobre todo con los niños, con mucho tiempo de antelación, este año desde finales de marzo ya tenía las ideas para Mamelones y las empecé a desarrollar desde esa fecha para que diera tiempo”, afirma.

El componente se identifica con un estilo claro: “Soy de las murgas en global, tanto de las que apuestan por el humor, como las que apuestan por la crítica y la ironía, pienso que la murga total sería la que combinase las tres cosas porque quizás hacer crítica es lo más fácil y muchas no se arriesgan a apostar por el humor”.

Murgas femeninas


Al igual que se define con un estilo, también se decanta por una murga femenina: “Mi favorita, barro un poco para casa ya que mi pareja forma parte de ella, es Burlonas”. Y ya no solo por eso, sino que Idafe González empezó en murgas “gracias a la presidenta de Burlonas que es Amelia”.

En cuanto a las oportunidades de las murgas femeninas, el murguero considera que “ya no hay debate como sí había anteriormente”. Actualmente, ya hay composiciones de mujeres que “han conseguido premiar y que están al nivel de las masculinas e incluso han podido dejar a murgas de las grandes fuera de la final como ya pasó con Bambones que no pasaron y sí lo hicieron Burlonas y Triquikonas”.

Asimismo, insiste que “las murgas femeninas ya están al nivel de las masculinas e incluso por encima de muchas de ellas”.

Los Diablos Locos de hace 50 años


A pesar de llevar tan solo 17 años en la agrupación de la calle de La Noria, el trónico encuentra alguna diferencia con los antiguos Diablos. “Antes quizás eran un poco más golfos que los de ahora, pero es porque los de la actualidad ya son padres, tienen vida familiar y antes éramos más jóvenes”, admite entre risas. Sin embargo, añade que ahora está “la generación de los okaidis que vienen con muchas ideas y muchas locuras, pero somos exactamente iguales a los de hace 20 años, gente renovada, pero con la misma filosofía”.

En su 50 aniversario, Los Diablos Locos llegan con las pilas cargadas. “Anímicamente, estamos a tope, estamos muy contentos de que la familia siga unida y así va a seguir porque más allá de los premios por encima de todo están las personas y dentro de los Diablos hay un grupo humano tremendo”, anota.

No obstante, Idafe González recalca que cambiaría de los actuales concursos de murgas que “la final fuese un sábado y que empezase a las siete de la tarde, esto haría que la gente no se cansase tanto y que la murga que le toque cantar la última tenga al público con ganas”.

También, echa en falta de los concursos de antaño el humor: “Antes casi todas las murgas tenían un tema de humor y uno de crítica, ahora parece que las murgas están siempre enfadas”. El componente aclara que con esto no implica el no cantar temas de crítica, sino que le gustaría que “se compaginase con el humor, me gusta que la gente se pueda reír y salga del concurso no más enfadado de lo que entró”.

Por todo esto y por su 50 aniversario, la murga trónica apuesta en este carnaval 2020 por tener en sus temas crítica, humor e ironía: “Si algo caracteriza a Diablos Locos todos los años es que la gente nunca espera algo en concreto de nosotros”.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Quinta Estacion

La Quinta Estación

Sección dedicada al análisis y a la investigación del Carnaval de Canarias.
Autor: Nicolás De La Barreda.

Acceder