Keila Jerez, exdirectora de Marchilongas. Foto: Antonio Déniz

Adultas Murgas

Keila Jerez: “Estamos en una época en la que todo vale por un premio“

/
28 diciembre, 2019

Cada año son más las mujeres que se animan a participar en los grupos del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Es por ello, que cada vez son más las murgas femeninas que participan en el concurso de murgas y, en consecuencia, es mejor el nivel de estas. La edición anterior quedó marcada por la baja de ciertas murgas de renombre. Un ejemplo, es el de Marchilongas que después de 32 años en el Carnaval de Tenerife, tuvieron que abandonar, por motivos ajenos a su voluntad, las calles de la capital tinerfeña. Hablamos de la tercera formación de mujeres que han hecho historia en la fiesta de Santa Cruz, por detrás de Desconfiadas (1972) y Las Atrevidas (1987).

Keila Jerez Reyes, lleva en Marchillongas desde el año 2010. Concretamente, lleva dos años como componente, con el Carnaval 2020 suma tres y siete años como directora. “La verdad, tenía muchas cosas encima y necesitaba un respiro, si no puedo estar al 100 % para ser directora no lo soy, requiere mucho tiempo y mucha responsabilidad y ahora mismo no puedo dedicárselo”, aclara Keila Jerez sobre su situación actual y explica el porqué de su regreso a las filas. A pesar de no llevar la batuta de la murga, admite que Sofía Gómez, la nueva directora de Marchilongas, puede contar con ella “para cualquier cosa”.

Reyes no solo ha formado parte de esta murga femenina, sino que además ha estado desde el año 1996 hasta el 2009 en la murga infantil Los Bambas donde también tuvo la oportunidad de ser directora en sus últimos tres años.  Es por ello, que la componente no se plantea estar en otra murga que no sea la suya. “Lo que me une a Marchilongas es el corazón y eso no me pasa con ninguna otra, a no ser que fuese un chico que seguramente estaría en Los Bambones”, añade entre risas.

“Crítica y la ironía”


Reconoce que es de las murgueras que apuestan por la “crítica y la ironía”, pero si además viene acompañada de innovación la “enamora”. Sin embargo, amonesta que las murgas femeninas “no” tienen las mismas oportunidades que las murgas masculinas. “Por suerte o por desgracia seguimos viviendo en una sociedad machista, aunque he de reconocer que se nos respeta un poco más que antes. Demostrado queda ya que Triquikonas se ha alzado en dos ocasiones con dos premios de interpretación. Aun así, pienso que no se nos juzga de la misma forma”, puntualiza.

No todos los años han sido buenos para esta murga decana. En la pasada edición Marchilongas tuvo que abandonar el concurso de Santa Cruz por causas ajenas a su voluntad. “Me dio muchísima pena, fue una decisión difícil de tomar y de digerir, pero fue la mejor medida que se pudo tomar, nos ha venido genial y volvemos con mucha fuerza”, explica Keila Jerez.

Como murguera de antaño, recalca que si tuviese que cambiar algo del actual concurso de murgas sería el compañerismo ya que considera que “estamos en una época que todo vale por un premio”. La ex directora finaliza haciendo un llamamiento a los componentes de las murgas recordándoles que no se deben olvidar que “mejor o peor” todas trabajan por igual durante muchos meses. “Somos demasiado críticos con nosotros mismo, deberíamos disfrutar más ya que al final a todo nos une un mismo sentimiento que es nuestro amor por las murgas y por el carnaval”, concluye.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Quinta Estacion

La Quinta Estación

Sección dedicada al análisis y a la investigación del Carnaval de Canarias.
Autor: Nicolás De La Barreda.

Acceder