Diseñadores ESPECIALES Maestros para siempre

Miguel Castilla, el último gran maestro en activo, lleva 50 años haciendo Reinas del Carnaval de TF

/
4 diciembre, 2020

Iniciamos una serie nueva: Maestros para siempre. Con ella pretendemos rellenar un hueco bastante grande que hay en el conocimiento de quienes han diseñado y realizado las mejores fantasías de nuestras Reinas del Carnaval chicharrero y que casi siempre, permanecen prácticamente en el anonimato popular y sólo se les conoce por su nombre: los diseñadores.

Estos ARTISTAS (sí, con mayúsculas) han hecho que nuestro Carnaval sea grande y conocido en todo el mundo por la majestuosidad de nuestras Reinas del Carnaval. Pero, ¿sabemos quiénes son y qué hacen en su vida diaria y el resto del año?

Aquí vamos a intentar ponerle cara y sobre todo, voz a todos ellos para conocerlos un poco más y que su nombre no quede en el olvido como hasta ahora.

Inaugura esta serie el veterano en activo: Miguel Ángel Castilla Abreu, quien lleva 50 años haciendo Reinas.

Miguel Ángel Castilla Abreu o como todo el mundo lo llama, Miguel Castilla, es la amabilidad personificada. Jamás tiene un mal gesto o una mala palabra y siempre está dispuesto a ayudar en todo lo que se le pida. Es un nombre mítico en nuestro Carnaval chicharrero y pertenece, tras la primera camada de artistas (María Isabel Coello, Miguel «El Mudo» y Cedrés) a la segunda generación de grandes maestros de nuestra Fiesta Mayor junto a Luis Dávila y Justo Gutiérrez.  Y ha vivido en primera persona la época dorada de nuestro Carnaval, ya que es parte muy importante de la misma. De sus ideas y de sus manos han salido tres Reinas adultas del Carnaval, muchas infantiles y muchísimas Damas de Honor, además de diseños para numerosas agrupaciones de nuestra fiesta.

Para conocerlo un poco más le hemos hecho algunas preguntas y nos damos cuenta que Miguel es siempre una persona afable que es amante de la primavera y del color verde. Prefiere las lentejuelas a cualquier otro material y es más amante de los perros (tiene dos) y del café. Y también descubrimos que es más amante de París y Londres que de Venecia o Nueva York y que si tuviera que nombrar a una actriz favorita se inclina por Julia Robert y su película es La vida es bella de Roberto Benigni y su libro de cabecera es «La vida» del psiquiatra valenciano López Ibor y admira profundamente a Goya. Y él es más de teatro que de cine.

En cuanto a lo profesional cree que es bueno que su candidata debe parecerse a esa mujer de la canción de Sabina y que tenga la falda muy corta, la frente muy alta y la lengua muy larga y no opina que influya en el orden en el que salga al escenario. Sí tiene amigos y enemigos en su profesión y admira profundamente a Miguel Delgado (el Mudo) y a Sergio García como diseñador de moda y como director de la Gala. Un tema de Carnaval que no se haya hecho todavía y que le gustaría que se hiciera es África. La espinita que le queda clavada es no tener su propia escuela de escaparatismo.

Volviendo a lo personal, reconoce que odia a alguien o algo, pero como buen caballero que es, no confiesa a quién o a qué. Aunque lo que le quite el sueño y/o la sonrisa es la mentira y que no le nieguen la verdad ni soporta el engaño o la traición.

También nos confiesa que le queda por hacer vestimenta de teatro y que si le preguntamos en dónde se ve dentro de 10 ó 20 años, nos contesta que simplemente «más viejo». Y si le preguntamos por su medio siglo de trayectoria en la confección de trajes del carnaval, nos admite que el momento más feliz y el más triste fueron: «el más bonito cuando gane la Reina del 2002 y el más triste o complicado el año del 2006 cuando, a punto de salir al escenario, por excederme de las medidas en el traje se le tuvieron que cortar las plumas de los laterales».

Conversar con Miguel Castilla es conversar con un caballero que no habla mal de nadie ni de nada (incluso su esposa y pilar fundamental en su vida y obra, no estaba en su mejor momento de salud durante esta entrevista y él no se quejo y acudió raudo y presto a la misma) y con un testigo protagonista y privilegiado de la Historia del Carnaval chicharrero, de su época más dorada, de un período irrepetible de nuestra Fiesta Mayor, de la que él es pieza imprescindible por lo que lo consideramos uno  de los  «Maestros para siempre» y el único de los veteranos en activo.

 

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Quinta Estacion

La Quinta Estación

Sección dedicada al análisis y a la investigación del Carnaval de Canarias.
Autor: Nicolás De La Barreda.

Acceder