Nieves Rosa de la Rosa Martín, Princesa de la Fantasía 1982 con un diseño de Justo Gutiérrez. Fotografía del archivo personal de Nicolás de La Barreda.

La Quinta Estación

¿Por qué ‘La Quinta Estación’?

/
31 diciembre, 2019

Nací un Domingo de Piñata, al amanecer, según cuenta mi madre, sintió los primeros dolores de parto mientras bailaba y cantaba en la santacrucera Plaza de la Candelaria y, debido a ello, decidió retirarse por si rompía aguas, recoger la maletita que tenía preparada para ese momento y acercarse a la Clínica Nª Sª de La Cinta, sita en la Rambla Pulido, donde vine al mundo en un ya lejano 10 de febrero. Volver a escribir sobre un tema guadiana en mi vida para un diario digital exclusivamente dedicado al Carnaval, como es El Carnal es, además de un placer, todo un honor y, también, una responsabilidad porque creo pertenecer a los que más años llevan escribiendo sobre esta temática y, tal vez por ello, tenga menos miedos ahora que cuando empecé en los años 80 del siglo pasado a informar de forma escrita o hablada.

Hoy en día, se puede llamar a las cosas por su nombre, no como entonces, cuando yo empezaba a escribir en tiempos en los albores de nuestra nueva democracia, todo parecía más frágil y sobre cualquier atrevimiento verbal o escrito sobrevolaba el fantasma de la censura de tus propios jefes, el despido o la no renovación del contrato (que era la forma más severa de censura). Así que por ello, con mayor serenidad que antes por cuestiones de edad y madurez, seré más combativo que antes, ya que no tengo nada que perder y creo que a través de mis opiniones, el Carnaval y todos al fin y al cabo, tienen mucho que ganar.

Una nueva ventana al Carnaval


Mi sección, blog o como quieran llamar a esta ventana abierta a nuestra Fiesta Mayor se llama La Quinta Estación porque pienso que, en Tenerife, como en otra ciudades carnavaleras como Cádiz, Venecia o Colonia (ciudad en la que resido hace muchos años), el Carnaval es algo que todo el mundo espera para salir del tedio gris del invierno y es un período en el que todos quieren disfrazarse de lo que no han podido ser durante el resto del año. Es la época de la mayor libertad del año, después de las muy católicas fiestas de Navidad y Reyes y antes de que aparezcan nuevos brotes verdes. Es, por tanto, una estación más que galopa a caballo entre el frío invierno y la maldita primavera que cantaría Yuri, la cantante mexicana, y que dura apenas unas semanas, pero que completa a las otras cuatro estaciones y es, precisamente por ello, que he decidido llamarla La Quinta Estación.

También por aquello que tiene de peleón, guerrero o revolucionario la palabra “quinta” como en expresiones como “quinta columna”, “quinta esencia”, “quinto infierno”, “quinto pino” y, también, porque una “quinta” es un lugar de sosiego comprado con la quinta parte de tus ganancias (de ahí el nombre) desde donde se disfrutaba de una hacienda o propiedad.

Esa estación que como San Borondón (y en los años de la Dictadura de Franco) no se sabía si volverías a ver y a cometer tantos excesos.

Alemania, Cádiz, Venecia y Tenerife


En las ciudades de Alemania más carnavales como Colonia, Düsseldorf o Maguncia, en esos días acabas tuteando a tu jefe, cosa que es impensable el resto del año y, extrañamente, cuando acaba esta estación vuelves a tratarlo de usted. En Cádiz, la sorna y gracia de las murgas provoca una preprimavera que te hace más llevadero el resto del invierno. En Venecia, la estética, a pesar de cualquier L’Acqua Granda que pueda sorprender en cualquier momento y te moje todos los vestidos, la gente se desborda en la estética.

En Tenerife, es una suma de todo descrito en estas ciudades, pero tiene algo autóctono y único: la explosión de color, imaginación y fantasía que llena todos y cada uno de los rincones del Carnaval chicharrero. Aunque el pistoletazo de salida se daba antes en los bailes que había para preparar el Carnaval como el 8 de diciembre, cosa que se ha ido perdiendo, ya después de Reyes se precipita todo y hasta bien entrado marzo, no solo en Santa Cruz reina Don Carnal, sino por toda la Isla se extiende el espíritu transgresor de estas fiestas populares que solo se extingue al encontrarse con Doña Cuaresma.

Por eso, desde la Quinta Estación quiero analizar muchos hechos que pasan desapercibidos para muchos sobre el Carnaval y que requieren de una investigación seria y a la vez audaz.

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Quinta Estacion

La Quinta Estación

Sección dedicada al análisis y a la investigación del Carnaval de Canarias.
Autor: Nicolás De La Barreda.

Acceder