Carnaval 2020 Carnaval 2021

Que le den a 2020

/
31 diciembre, 2020

Este año con una numeración tan mágica como 20-20 nos las prometía felices, pero dio un vuelco inesperado nada más comenzar tipo película de suspense y se ha convertido lentamente en un año para olvidar.

Muchos hemos perdido a seres muy queridos (yo a mi madre y a dos personas amigas muy cercanas), trabajos, empresas, proyectos y un largo etcétera, pero no hemos perdido la esperanza de que esto acabará más temprano que tarde. Yo, además, acabo de perder (o me los robaron diciéndolo más claramente) mis dos IPhones y me ha dado bastante mala leche.

Ni Juegos Olímpicos en Tokio, ni Eurovisión en Rotterdam, ni la Semana Santa ni la Feria de Abril en Sevilla, ni los Sanfermines en Pamplona, ni Carnavales en Venecia se celebraron…Los nuestros, los carnavales más grandes de Canarias se salvaron por los pelos, pero hubo que cancelar los pequeños carnavales (Arona, Los Gigantes, Maspalomas,…) que ilusionan a tanta gente.

Este año ha sido malo en muchas cosas fundamentales, pero en otras triviales como que al padre del anuncio de la Coca-Cola le salte una ballena cuando iba en la zodiac a entregar al correo la carta a Papá Noel de su hija y la tiene que llevar en persona al Polo Norte a casa de Santa Claus, que finalmente está cerrada por vacaciones. Que ya en un anuncio emblemático que siempre pone a gente guapísima con mensajes maravillosos, pongan al padre más feo que he visto en siglos y éste tenga todo tipo de vicisitudes, indica cómo fue de mal el año para todos y cómo está el percal.

En cuanto al Carnaval, el año 2020 será recordado por ser el único en democracia en el que tuvimos a dos directores de la Gran Gala (M. & M.) y porque el cetro fue entregado por primera vez en democracia y en la historia de la ciudad por una Alcaldesa y que además pertenecía y pertenece a un partido diferente en 43 años de nuestra reciente historia democrática a otro partido que no fuera CC. También fue un Carnaval con calima extrema y principios de pandemia y también por primera vez (esperemos que no sea la última) con Reina (MREM) en el jurado de su propio concurso.

Será también recordado por una moción de censura de CC en plena pandemia con la complicidad de una Concejal inclasificable de C´s para recuperar el poder contra viento y marea en detrimento de la coalición de PSOE, Podemos y el propio C’s, que devolvió en julio al anterior Alcalde el bastón de mando de la Casa de los Dragos santacrucero y nos trajo un nuevo Concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, quien prometía nuevas formas, pero que se ha refugiado en la opacidad típica y conocida de su partido para no informar en tiempo y forma qué pasará en el Carnaval 2021. También será recordado por meses de desencuentros entre la Concejalía de Fiestas y los grupos carnavaleros que le han parado las patas al nuevo Concejal varias veces a causa de los dineros destinados a ellos.

Jamás se repetirá en la historia de nuestra ciudad una oportunidad como ésta de recuperar nuestro acervo histórico-artístico como en los Carnavales de 2021 en los que no se debería elegir a ninguna Reina nueva, sino hacer una pausa, reflexionar y recuperar nuestro pasado para tener un futuro mejor y más brillante.

Comparto totalmente lo que decía, la última gran política que ha estado al frente de Fiestas en declaraciones a nuestro diario, Maribel Oñate: «el ayuntamiento de S./C. se ha empeñado en controlar nuestra fiesta y eso es un grave error» y es más añado que nuestro Carnaval mejoraría mucho si viéramos y usáramos fórmulas que funcionan en otros grandes carnavales del mundo como los de la ciudad en la que he residido en Alemania desde hace casi 30 años: Colonia. Colonia tiene el mayor carnaval de Alemania a gran distancia de otros como le ocurre al de Santa Cruz en España y desde 1823 sus grupos deciden cómo va a tener lugar el Carnaval y el Ayuntamiento de Colonia (das Rathaus der Stadt Köln) sólo coordina los eventos en las calles. Se han constituido en asociaciones sin ánimo de lucro o fundaciones y manejan sus propios dineros porque sus actos (presentación de disfraces, presentación de nuevas letras, etc.,…) se han convertido en indispensables para los coloneses y pagan altas sumas por asistir a ellos durante todo el año. Aquí se podrían hacer esas presentaciones en los locales de las agrupaciones tanto para propios como para foráneos y además aprovechar actuaciones pagadas en los cruceros que visitan el puerto de Sta. Cruz y en hoteles de toda la isla y mostrar a los turistas cuán maravilloso es nuestro Carnaval chicharrero.

¿Qué ha provocado esta política y estrategia de mercado en Colonia? Pues, simplemente que los grupos carnavaleros sean independientes económicamente del Ayuntamiento de la ciudad y autosuficientes y que mucha gente se haga socio benefactor de cada grupo y que ser de una grupo o de otro, sea como en Sevilla ser de una hermandad de Semana Santa o de otra, algo que padres aspiran transmitir a sus hijos y esto durante casi dos siglos, lleva a un arraigo tremendo del Carnaval en Colonia y a una independencia tremenda de los políticos. Además dejaría mucho más presupuesto para que el ayuntamiento santacrucero lo usara en otras cosas y se acabaría ese servilismo enfermizo para la democracia que se ha creado en torno a las subvenciones a grupos. O me votas o no te doy subvenciones.

En cuanto a nosotros como diario parece que no nos acaban de aceptar y no nos envían información de los actos ni nos remiten  las notas informativas, a pesar de haber demostrado profesionalidad, ecuanimidad y un trabajo continuado. Pensaban que íbamos a durar menos que un caramelo (ahora habría que decir un IPad) en la puerta de un colegio y llevamos más de un año dando información veraz y contrastada y lo que nos queda. Que le den a los que siguen empeñados en desacreditarnos e ignorarnos y a este año 2020 que, por fin, se acaba. Que le den…que le den…voy camino de Belén.

Después de un año tan maldito, sólo podía venir uno bendito y es que 2021 es Año Santo y por tanto, bendito, porque es Xacobeo. Así que a no perder la esperanza (que, por cierto, es lo último que se pierde) y estamos seguros que la realidad superará a la ficción nuevamente, pero esta vez para bien.

 

 

 

 

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Quinta Estacion

La Quinta Estación

Sección dedicada al análisis y a la investigación del Carnaval de Canarias.
Autor: Nicolás De La Barreda.

Acceder