Infantiles Murgas

Redoblones brilla en una segunda fase llena de crítica

/
1 febrero, 2020

Al compás de los años 50, las dos pequeñas Amaia y Mireya con la compañía de Alicia, la conocida ‘voz del tranvía’, dieron paso a la segunda fase del Concurso de Murgas Infantiles del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2020. No sé sabe si fue porque era viernes o porque la fase se presentaba potente, pero de repente, con un Recinto Ferial más lleno, se respiraba puro Carnaval.

Distorsionados


Sobre el escenario, desde Los Realejos, llegó Distorsionados con la presentación de su fantasía ‘Guarda tu silencio, siéntate y contempla’. De la mano de Cristina Morales Alonso, interpretaron su primer tema ‘Aquí y ahora’, una crítica al jurado por poner ‘0’ en las actas a los más pequeños, quejas porque las murgas adultas no van a ver a las infantiles e incluso, guiños a los periodistas Humberto Gonar e Itiel Delgado por ser duros con ellos en anteriores ediciones.

Flojos en voces, y con instrumentales muy lineales, Distorsionados continuó con su segundo tema: ‘Una sanidad inestable’. Disfrazados de doctores, la murguita hizo un pequeño homenaje a los payasos que trabajan en los hospitales con los pacientes. La afición, entregada, también se levantó y los acompañó en el cántico al jurado. Solo tres años en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife ha bastado para que los realejeros consiguieran poner en pie al público con su despedida.

Redoblones


El ejército de Redoblones comenzó la presentación de su fantasía ‘Don Pérez el Rey’ erizando los pelos del público. Al ritmo de ‘din – don, dirin – don’ continuaron con un pasacalle de voces empastadas a la perfección que desde ese momento, olía a premio.

El doblete de segundos del Carnaval 2019, bajo la batuta del pequeño murguero Joel Arias Expósito, arrancó con su primer tema, ‘De la lectura no me libro’. Un tema crítico muy infantil, con un recorrido por las necesidades de los más pequeños tocando palos como la sanidad, la igualdad o la educación. Redoblones falla en la comprensión lectora porque para ellos, “Este mundo no está cuerdo”.

Con su segundo tema, ‘Mi vida de película’, la murguita retoma algo que se echa en falta en las infantiles: puesta en escena. Transformando el escenario de los coquetos años 50 en un plató de rodaje, comenzaron su actuación grabando algo de terror. Para continuar, optaron por el género de animación con una reflexión a la mala alimentación de los comedores.

La ciencia ficción vino después con efectos especiales al más puro estilo Zeta Zetas para gritar un “basta la competitividad”. Con una reivindicación sobre la cantera y el problema al que se enfrentan las murgas infantiles, los de El Pirata continuaron con el género musical para terminar con el romanticismo. Para destacar, el exceso de arreglos musicales, ¿menos es más?

Triqui – Traquitos


Triqui – Traquitos arrancó sus 30 minutos con una presentación lograda a ritmo de ‘Que hay más allá‘ de la película Vaiana, pero con voces flojas. ‘La Fábula de la ciénaga animada’, un diseño de Daniel Pages, aprovechó su fantasía para entonar el primer tema: ‘Desde aquí abajo y aunque no me veas, juntos enseñaremos a cuidar nuestro planeta’. Una denuncia a un planeta contaminado donde las estrellas ya no brillan, con momentos de altibajos en sus voces.

Parecía que los de Emilio López no conectaban con el público hasta que llegó ‘Pa peluquero bueno…’. Con fragancia de Triqui – Traques y de menos a más, la murguita le dio un repaso a la política con Bermúdez y Gladis de León recordándoles que ya no hay viajes de vacaciones a Colombia. Ahora, “bañito en Valleseco y cenita en el chino”. Hasta con toques de Triquikonas, la formación se soltó la melena y terminó su actuación con una despedida legendaria.

Minivirgues


Los niños perdidos de La Orotava entonaron su primera presentación en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2020 con la fantasía ‘Tras 20 años de soñar, los niños toman rumbo al Carnaval desde el país de nunca jamás’. Con letras de Yeray Lorenzo y Lolo Tavío, Minivirgues comenzó su primer tema, ‘Entra y observarás este circo tan peculiar’, rescatando la tradición de las trompetas olvidadas en los concursos.

La esencia crítica de Minivirgues continuó con ‘Me quedé sobado y me desperté plantado’, recordando la importancia de cuidar el planeta. Desde El Porís a Los Cristianos, pasando por el incendio de Gran Canaria. Los villeros se estrenan en la capital con mejores voces en el segundo tema pero con un nivel aceptable y buena vocalización, sorprenden.

Carricitos


Después de un año, Carricitos vuelve al Carnaval de la mano de Lizett Ramos Pérez. Con un simpático disfraz de gusano diseñado por la propia directora, dieron paso a su presentación. Con letras de Cristian Hernández, la murguita dedicó sus 30 minutos a la crítica. Su primer tema, ‘El concurso’, fue una clara defensa a la cantera de las carnestolendas y al poco mimo que estas reciben.

Con una temática tratada por todas las infantiles hasta ahora, hacen hincapié en la prohibición de la entrada de mascotas al escenario: “Si ellos no salen, mi murga lo deja”. Con buena vocalización, Carricitos tira una piedra al tejado del jurado, cansados de que las murgas que no son premiadas sean olvidadas. En su segundo tema, ‘En un jardín multicolor’, reivindican el cuidado del planeta de una manera más floja. La quinta de la noche, de menos a más.

Tiralengüines


Desde Icod de los Vinos, llegó Tiralengüines bajo el mandato de Valeria Vera que, con una dulce voz, fue la encargada de comenzar con su presentación. La infantil de la consolidada Tiralenguas se estrenó este año en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife con un listón de calidad.

Su primer tema, ‘Los historiadores’, llevó una dedicación especial al cielo: “a nuestra eterna sonrisa”. Muy bien entonados y con excelente vocalización, los pequeños icodenses recrearon una conversación entre abuelo e hijo donde recordaron las tradiciones y la importancia de cuidarlas. Con una crítica bien hilada, hablaron de las colas del norte, los incendios, la falta de hidroaviones en las Islas e incluso, de la demagogia. Para finalizar, la lucha por la cantera y la necesidad de unión entre todas ellas.

Para continuar con esa esencia de murguita, los de Vera interpretaron ‘Los exploradores’, un tema con alusión a su fantasía. Con el toque infantil propio del Concurso, hicieron un recorrido por el cáncer infantil, el abandono animal, la igualdad y la discriminación. Aunque se desinflaron, la formación del Norte puede encontrar un hueco en el pódium.

Raviscuditos


Con los más fieles que se quedaron hasta el final en las gradas, las luces apagadas y brillando gracias a sus colores de neón, Raviscuditos presentó su fantasía: ‘Yo no envejezco, yo me vuelvo vintage’. Con Nayi Álvarez al mando, la murga de Tacoronte arrancó con su primer tema a concurso, ‘Un tema derechito para un payaso sencillito’.

En él, recuerdan el Carnaval de antaño y hacen una denuncia a la falta de subvención pese a llevar 10 años en esta fiesta: “Soy de fuera, ya lo sé, espero que cumpla su palabra Don Andrés”. Para finalizar la segunda fase del concurso de Murgas Infantiles, Raviscuditos interpretó ‘Para iconos ya estoy yo’, un tema de musicalidad plana que no llegó a conectar.

 

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Quinta Estacion

La Quinta Estación

Sección dedicada al análisis y a la investigación del Carnaval de Canarias.
Autor: Nicolás De La Barreda.

Acceder