Directores de Gala para siempre Directores de Gala para siempre Uncategorized

Sergio García Ramos: «el Carnaval de TF no debe de tener corsé ni techo»

/
16 agosto, 2020

Entrevistar a Sergio García Ramos, conocido creador de moda, estilista y Director de la Gala del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, entre otras muchas cosas, ha sido tarea ardua desde el inicio porque desde hace unos años vive un retiro voluntario, alejado de los focos mediáticos, pero una vez que contactamos con él en persona, todo fue como la seda.

Le proponemos entrevistarlo en exteriores de Sta. Cruz, pero él nos propone su propia terraza, que es casi de 360° y posee unas vistas privilegiadas sobre la ciudad, el cielo y el mar, a pesar de tener en obras su vivienda particular.

Es Sergio García Ramos a nivel provincial y regional, un referente de la moda, el diseño y además dirigió en numerosas ocasiones la llamada Gran Gala del Carnaval chicharrero, pero no hay un atisbo de ser presuntuoso ni suntuoso en su indumentaria, ni en el mobiliario de su casa ni en su persona, a pesar de vivir en un privilegiado ático XL en Sta. Cruz de Tenerife.



Aunque al principio pueda parecer un hombre triste y mayor, en cuanto empieza la entrevista se transforma y le aflora a los ojos un brillo especial: el del artista que realmente no se ha jubilado. Nos da todo de tipo de facilidades para los enfoques con la cámara y se nota que sabe, puede y quiere dirigir porque a veces fugazmente nos hace un comentario o sugerencia que nos da realmente una perspectiva mejor. Se nota que no sólo es una buena y gran persona, sino una persona buena y grande.

Conforme va fluyendo la entrevista, se va comprometiendo más en sus respuestas, pero de una manera educadísima y sin polemizar. Nos da varios titulares sin buscarlos y se nota que es un caballero con mucha clase y que aunque parece estar de vuelta de todo en la vida, cuando hablamos de algo que le gusta, el brillo de sus ojos delata que le gustaría volver a dirigir la Gran Gala del Carnaval, pero al aire libre: en la Plaza de España, ombligo santacrucero.

A través de la entrevista con este gran maestro hemos ido desgranando muchos temas: anécdotas de cuando nuestro Carnaval eran Fiestas de Invierno e incluso anteriores como la que cuenta del Obispo Don Domingo Pérez Cáceres, nacido en Güímar y que doy un impulso definitivo a aquellas carnestolendas durante la Dictadura de Franco haciendo la vista gorda, hasta hablar de una de su Galas favoritas «Odisea en TF», sus recuerdos del viaje del Carnaval chicharrero a Amberes para Europalia o de hacer belenes en su casa con su familia, de ser un autodidacta, ya que en aquella época no se podía estudiar todo lo que se puede hacer hoy. Dice que su vida ha sido un aprendizaje paulatino «empalmando una cosa con otra» y que su primer disfraz «tenía 7 años porque mi madre era muy carnavalera y me vestí de vieja con un culo y unas tetas enormes». Añade que también «corrí cuando venían los grises en La Laguna y vi como el Orfeón La Paz iba a cantarle al Palacio Episcopal a Don Domingo Pérez Cáceres».



Tiene la espinita clavada de despedirse con una gran Gala de la Reina soñada y «me volvería loco hacerla en la Plaza de España «porque la Gala del Carnaval de TF no puede tener ni corsé ni techo porque estás apagando la suntuosidad, la majestuosidad…la estás encorsetando». 

Se reconoce «muy exigente y todo lo que hay que hacer es trabajo, trabajo, trabajo». Y añade «La Gala de la Reina no se puede convertir en un producto enlatado para tv» y que «yo siempre he dicho que tú no puedes cambiar una fiesta que tenga solera y personalidad como la Feria de Sevilla, las Fallas de Valencia, los Sanfermines»…

Nos suelta un par de perlas más: «se elija de la forma que se elija al Director de la Gala) hay que elegir con sensatez…No se puede elegir como nos ha pasado en alguna ocasión… a locos…sea por elección, sea por votación o sea por designación».

“Cuando tienes que elegir a alguien para hacer la Capilla Sixtina (refiriéndose con una simil), ¿eliges al mejor o no?»

Sueño de una mandarina (de Justo Gutiérrez, representando a la Boutique Juan 2 en 1979) fue una Reina que le impactó especialmente entre todas las de la historia de nuestro Carnaval, al igual que una revista en cuyas páginas centrales tenía una foto del montaje de la ópera Aída en la Arena de Verona y decidió ir a verla en persona y ése fue tal vez el momento en que siendo tan joven, le dejó una huella indeleble.

Llegó a vivir la época dorada de nuestro Carnaval y cree que ahora «estamos viviendo un momento de transición que tiene que marcar la gente de TF»…»Ese impasse viene tal vez hasta bien».

Y no tiene pelos en la lengua al afirmar que «La Casa del Carnaval me parece una cosa descafeinada» y cree que la Gran Gala está demasiado enfocada a la tv.

«Mi equipo eran 33 personas a las que tenía que pagar y no se puede vivir de la dirección de la Gala durante todo el año».

Entre sus preferencias personales está el verano, la plata, París y Venecia, el teatro, y reconoce que «no perdona la mentira ni el desprecio».

Quiere que se le recuerde «como alguien que no fue mala persona». Y su espinita clavada, de momento, «es dirigir una ópera».

 

 

ETIQUETAS
ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Quinta Estacion

La Quinta Estación

Sección dedicada al análisis y a la investigación del Carnaval de Canarias.
Autor: Nicolás De La Barreda.

Acceder